Hermoso planeta Tierra, el Sol y la Luna en el espacio.

Hermoso planeta Tierra, el Sol y la Luna en el espacio.
planeta azul

lunes, 14 de diciembre de 2015

La Cumbre de París aprueba un histórico acuerdo 'legalmente


Aprobado de manera definitiva el Tratado de París contra el calentamiento global

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, también...
El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, también designado presidente de la COP21, con el presidente de Francia Françoise Hollande y el Secretario General de Las Naciones Unidas, Ban Ki-moon antes de anunciar la aprobación definitiva del Tratado de ParísEFE


El ministro de exteriores francés, Laurent Flabius, anunciaba este sábado con un gesto oficial la aprobación definitiva del tratado global contra el cambio climático, después de dos semanas de reuniones y una intensa noche de negociaciones entre los firmantes.
Después del martillazo simbólico que pone en vigor el acuerdo, la sala donde se encontraban los representantes de los cerca de 200 países participantes se ha llenado de vítores ante lo que se ha calificado como el "acuerdo más complejo" al que se ha llegado en la historia de las Naciones Unidas.
El presidente francés, Françoise Holland, se ha fundido en un abrazo con el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el secretario de estado estadounidense, John Kerry, se emocionaba hasta llegar a las lágrimas.
Los asistentes han llenado de vítores el recinto en el final de lo que han sido dos intensas semanas de negociaciones y una larga noche de reuniones, en las que no se han puesto objeciones de relieve al borrador presentado esta misma tarde.
El texto final propone un acuerdo jurídicamente vinculante, con objetivos revisables cada cinco años y un compromiso de limitar el calentamiento del planeta a 2 grados centígrados.
Según ha anunciado este sábado el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, tampoco se renuncia a lograr un mayor compromiso para rebajar el límite de calentamiento global de 2 a 1,5 grados centígrados.
Fabius ha calificado de "histórico" el acuerdo que deberá ser votado por 196 países que asisten al plenario porque este es "el momento de la verdad". "Ustedes van a decidir un acuerdo histórico. El mundo contiene la respiración y cuenta con todos nosotros", ha sentenciado.
De este modo, ha anunciado que la propuesta de acuerdo es "jurídicamente vinculante", reconoce el concepto de justicia climática y tiene en cuenta las distintas capacidades nacionales en función de las circunstancias de cada parte y que sus objetivos serán revisables cada cinco años, para aumentar la ambición de forma progresiva.
Así, ha subrayado que los puntos decisivos incluyen que las partes se comprometen a "contener" el aumento de la temperatura media por debajo de 2 grados centígrados y "a forzarse" a llegar a los 1,5 grados centígrados, lo que "permitiría reducir los riesgos del cambio climático".
Además, ha añadido que fija un "objetivo ambicioso pero necesario" que será revisable cada cinco años para que las contribuciones nacionales sean mayores. Del mismo modo, Fabius valora que también reserva un lugar cada vez mayor a la adaptación sobre todo para los países más vulnerables y que, para ello, incluye la movilización de una contribución mundial de 100.000 millones de dólares anuales de aquí a 2020 y que en 2025 se fijarán nuevos objetivos.
En definitiva, el ministro francés estima que, si las partes aceptan esta propuesta "en el final del camino", se reforzará la confianza mutua entre las partes adaptándose a las posibilidades de cada uno.
"Si se adopta será un paso histórico y esta COP21 también, para las partes, para las organizaciones interguberamentales (...), para todos", ha acotado.
El ministro ha agradecido los esfuerzos de los países, de los negociadores, de sus delegaciones durante esta COP y los meses y años anteriores y ha valorado que "cada una de las partes" haya hecho valer sus propuestas y que éstas hayan sido respetadas.
Sin embargo, ha admitido que con este acuerdo los países no consiguen al 100 por 100 lo que quería de forma individual pero les ha recordado que si cada uno mantenía el total de sus peticiones "la colectividad no habría conseguido nada".
"Se trata de demostrar al mundo que nuestro esfuerzo colectivo suma más que la suma de voluntades particulares. Ha llegado el momento de centrarse, no en las líneas rojas, sino en las líneas verdes. La respuesta (al cambio climático) es claramente este texto que hemos creado juntos; el nuestro", ha insistido.
A su juicio, el acuerdo que salga de la capital francesa este sábado permitirá a los estados insulares defenderse del cambio climático que ya les está sumergiendo; que los países africanos puedan avanzar en su desarrollo tecnológico; que Latinoamérica pueda proteger sus bosques e incluso que los países productores de combustibles fósiles a quienes el acuerdo les acompañará en la diversificación de su economía. Es más, ha añadido que el texto servirá a "grandes causas" como la salud pública, los derechos esenciales, la lucha contra la pobreza y, en definitiva, la paz.
De este modo, ha insistido en que la responsabilidad ante la historia de las 196 partes este sábado en París "es grande" y consiste en "no dejar pasar la oportunidad histórica" porque "nadie" quiere que se repita lo sucedido en la Cumbre de Copenhague de 2009, cuando el acuerdo no fue posible.
"Entonces hubo algún error y no estaban alineados los planetas. Hoy sí lo están" --ha agregado--. "En ese momento algunos creían que sería difícil superar ese fracaso. Hoy no vamos a fracasar. La confianza, la propia capacidad de las naciones para conseguir resultados para el clima podrían ir más allá. Es la credibilidad del multilateralismo para actuar ante los retos globales lo que está en juego".
Finalmente, Fabius ha hecho un llamamiento a las partes a aceptar el acuerdo manteniendo el espíritu del mandato de los 150 jefes de Estado durante la inauguración de la COP el pasado 30 de noviembre y ha concluido recordando al "héroe" Nelson Mandela quien dijo "parece imposible hasta que al final se hace".

Millones de personas pendientes de la "audacia" de las partes

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha calificado el texto final de "histórico" porque su ambición es dar al planeta un nuevo camino hacia un futuro para reducir las emisiones y ha elogiado los compromisos y el liderazgo de los jefes de Estado y de Gobierno, de los ministros, de negociadores y de miembros de delegaciones, a quienes ha encomiado a "acabar el trabajo" porque miles de millones de personas dependen de su audacia.
"Ha llegado el momento de reconocer que los intereses nacionales se resuelven mejor desde la colectividad y la responsabilidad global. Los pueblos están más amenazados que nunca y necesitamos todas nuestras manos en este asunto", ha señalado.
Ban ha pedido a las partes que este sábado celebren un acuerdo que dará "esperanza al futuro del planeta, a la seguridad, la felicidad de todos en un planeta saludable".
Mientras, el presidente de Francia, Francoise Hollande, ha agradecido a Ban su "obstinación" para lograr que las partes se sienten este sábado en París a firmar el acuerdo y a todos los que han negociado "de día y de noche" para encontrar un acuerdo nunca antes alcanzado, que sea "vinculante y generalizado".
Para Hollande, la "única cuestión que vale la pena" es aprobar lo que no se pudo en Copenhague y que provocó una "inmensa decepción en todos aquellos que creían que el planeta podría tener futuro". Por ello, ha urgido a las partes a dar "el último paso, el decisivo" de aprobar un texto "ambicioso y realista a la vez".

El reto: llegar a 1,5ºC de límite

"Este texto será si así lo deciden ustedes será el primer acuerdo universal de las negociaciones climáticas. Ustedes tienen que decicir para sus países, sus continentes, pero tienen que decidir pra el mundo", ha sentenciado el presidente francés que ha requerido a las partes que hagan lo posible por llegar al 1,5ºC de limitación de la temperatura.
Hollande ha reiterado que el cambio climático puede dañar el equilibrio del planeta y ha admitido que el acuerdo no será "perfecto para nadie" si cada uno lo lee a la luz de sus únicos intereses, pero será un "éxito" para todos juntos.
"No se nos va a juzgar por un día, sino por un siglo", ha valorado y ha dicho a las 196 delegaciones que son "el mundo" porque las condiciones de esta COP de París no volverán a reunirse dentro de mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario