Hermoso planeta Tierra, el Sol y la Luna en el espacio.

Hermoso planeta Tierra, el Sol y la Luna en el espacio.
planeta azul

viernes, 9 de agosto de 2013

LOS ÁRBOLES SAGRADOS. ANA MARIA MANCEDA



   
LOS ÁRBOLES SAGRADOS.    ANA MARIA MANCEDA




Los “Seres Humanos”  somos parte de la naturaleza, dentro de la jerarquía alimentaria necesitamos comer y respirar como todo ser vivo y para eso dependemos de los seres verdes; “ Los Vegetales”. Ellos son una maravillosa fábrica  que capta la energía solar. A través de sus hojas absorben el dióxido de carbono y la luz, por sus raíces el agua del suelo, en una alquimia biofísico-química transforman estos elementos en alimento y oxígeno. Hace miles de millones de años que nacieron en la Tierra, nosotros los “ Homo Sapiens” hace solo 100.000 años( si bien los Homínidos  que nos antecedieron tuvieron su origen unos pocos millones de años antes). En la cadena alimenticia somos consumidores, si ellos desaparecen, nos extinguimos. Las algas verdes marinas son las mayores productoras de oxígeno y en la tierra los bosques son los pulmones del mundo.
           Podemos decir que un árbol es un mundo en sí mismo; nos da sombra, frutos, oxígeno, madera para nuestros muebles, papel, refugio a algunas especies animales, belleza, leyendas historias. Es imposible enumerar todas las funciones biológicas de un árbol, pero hay una especial que nos hace  comprender otra importancia de los árboles añosos “ abuelos” de doscientos años o más. El tronco de un árbol es un testigo viviente de los cambios climáticos que sucedieron en sus años de vida, en el interior del tronco se encuentra el leño propiamente dicho, en él  se individualizan tantos anillos concéntricos como años de vida del tronco. Anualmente el árbol, a medida que completa su desarrollo, encierra en una especie de abrazo su pasado, formando en su entorno un nuevo anillo de materia viva, por lo tanto su tronco es el producto de una labor tan antigua como el propio árbol. De esta manera los especialistas pueden " leer y reconstruir” mediante el número de anillos, espesor, morfología y tonalidad, la aventura de la vida del árbol, a partir del clima y las adversidades meteorológicas a las que ha estado expuesto, de las condiciones de la asociación en las que ha vivido y del aprovechamiento del que ha sido objeto por parte del hombre y de los animales. ”Los anillos de crecimiento  son por lo tanto un registro inmediato e imperecedero de todos los acontecimientos que se han producido en las proximidades del árbol”.” Fue Leonardo Da Vinci, quien con su mente enciclopédica, intuyó  que no sólo podía discernirse la edad de un árbol a través de sus anillos sino también, mediante  su diversa amplitud, era posible conocer  las condiciones climáticas de una época determinada. La influencia del clima sobre los anillos es completamente singular al igual que las huellas digitales.

               Quedaría para otro comentario la importancia sagrada de los árboles en los pueblos antiguos. Cuando talen un árbol ( Asesinen), sobre todo si es un “ Abuelo” no seamos indiferentes a tal acción, por ahora “ HAGAMOS SILENCIO, EN ALGUN LUGAR DE LA TIERRA ESTA NACIENDO UN ARBOL”
 ANA MARIA MANCEDA. San Martín de Los Andes. Patagonia Argentina

  
             
         

    


No hay comentarios:

Publicar un comentario