Hermoso planeta Tierra, el Sol y la Luna en el espacio.

Hermoso planeta Tierra, el Sol y la Luna en el espacio.
planeta azul

jueves, 27 de agosto de 2015

Glifosato: Los europeos comen basura, pero a la carta

Glifosato: Los europeos comen basura, pero a la carta

26/08/2015
Opinión
La Comisión de la UE se niega a permitir que expertos independientes tengan acceso al informe elaborado por el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos (BfR) en la evaluación de riesgos del glifosato, que decidirá si retira del mercado el agrotóxico o renueva su uso, luego del informe del IARC. Violando de forma flagrante el Derecho a la Información Pública, el Derecho de los Consumidores y el Derecho a la Salud de los Estados Miembros.

El pedido de informes fué enviado por carta a la UE por el Dr Christoph THEN, miembro de Testbiotech. Una semana después la respuesta de la Comisión de la UE fue una negativa a permitir que expertos independientes tengan acceso al informe elaborado por el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos (BfR) en la evaluación de riesgos del glifosato. Argumentando que los documentos puestos a disposición de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) por el gobierno alemán "están protegidos en su totalidad" de forma confidencial. La Comisión de la UE llegó a la conclusión que no hay "ningún interés público de primer orden" que justifique el acceso. Hay, sin embargo, claramente un interés público en el asunto, ya que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró que el glifosato es probablemente carcinógeno para los seres humanos. Sin embargo, el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos (BfR), ya manifestó su sorpresa ante ésa categorización, y reiteró que no habría riesgo alguno, por lo cual saber su postura pondrá a Alemania en el ojo de la tormenta.

Lo que más repudiable es que Monsanto y otros productores de glifosato,  ya han tenido acceso a esos documentos, desde que revisaron un borrador avanzado del informe, con fecha de enero de 2015. Poco después, la industria publicó rápidamente un artículo científico donde afirma que el glifosato no sería cancerígeno.

La Comisión antepone "La protección del Proceso de toma de decisiones en curso de la EFSA y de la Comisión", manipulados por Monsanto y otras empresas, ante el Derecho de los europeos a saber qué veneno se llevan a la boca. Si eso no es un Interés Público de Primer Orden, entonces los europeos deberán sentarse a la mesa con vacas y cerdos y compartir el forraje bañado en glifosato, porque "es inofensivo" y si no lo es, no importa, Monsanto paga muy bien su silencio. 

Ésa es la ética de los mercenarios que conforman la Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos (BfR), la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Comisión Europea de Salud y Seguridad Alimentaria, cuyo director es Ladislav Miko. Ahora comprendo un poquito más la respuesta firmada por Miko, el viene de la Iniciativa "Salvaje Europa" y de un doctorado zoología, por eso sabrá mucho de comer carroña y comida para animales, una práctica que querrá extender a todas las mesas gourmet y paladares finos para comida de chefs, pero que en realidad es basura envasada.

-"El glifosato está presente en muchos productos alimenticios, porque es el herbicida más utilizado en el mundo. Si es cancerígeno y podría afectar la salud de los consumidores es grave. Por lo tanto, desde la perspectiva del interés público, no hay duda de que la transparencia en la evaluación de riesgos se debe dar como de alta prioridad ", dice Christoph Then de Testbiotech, pero los eurodiputados y científicos que responden al lobby llegaron a la conclusión de que, si los cobayos comen mierda, porqué no darle mierda a los humanos, si en definitiva con los primeros se experimenta en escala menor, y con los segundos a gran escala, pero un cero más un cero menos, en un cheque tiene importancia, en la mesa no.

A pesar de un fallo judicial dictado por el Tribunal de Justicia Europeo en 2013 (asunto T-545/11), que dice que los datos pertinentes para la evaluación del riesgo de herbicidas tienen que ser  de acceso público, vergonzosamente la Comisión de la Unión Europea, y la EFSA no cumplen con este proceso para crear más transparencia.

El Dr. Christoph Then es Director de Testbiotech.org, y coordinador de la coalición internacional "No patenten las semillas" (www.no-patents-on-seeds.org). Then es doctor en veterinaria y lleva más de 20 años estudiando los problemas actuales de la tecnología genética y la biotecnología. Trabajó en Los Verdes y hasta 2007 fué  Jefe de ingeniería genética y agricultura de Greenpeace Alemania. Testbiotech se ocupa de la evaluación de impacto en el campo de la biotecnología y promueve la investigación independiente, examina, consecuencias económicas, ética y riesgos para los seres humanos y el medio ambiente.

El párrafo primero, del Reglamento (CE) N°1049/2001 establece la siguiente excepción: "El acceso a un documento elaborado por una institución  o recibida por una institución, que se refiera a un asunto en que la decisión no haya sido tomada aún, por la institución, se denegará si la divulgación del documento puede perjudicar seriamente el proceso de toma de decisiones de la institución, a menos que haya un interés público superior ". Publicar lo que se está tratando cuando ya decidieron y no saben cómo maquillarlo para que salga a la luz, es un interés solo de billetera. Pero para los europeos es lo mismo lo que entra por la boca, que lo que sale en el retrete, lo que en definitiva importa es una cuenta bancaria abultada, que les permita visitar varios retretes por el mundo, porque al final, de algo hay que morir, y Monsanto ya decidió cuándo.



 
http://www.alainet.org/fr/node/171975

            
 
- See more at: http://www.alainet.org/fr/node/171975#sthash.97JijAUC.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario